Factores de riesgo de cáncer

Factores de riesgo de cáncer

Los factores de riesgo según el Instituto Nacional de Cancerología (INC) son aquellas causas que pueden aumentar la probabilidad de padecer una enfermedad, es así que encontramos dos tipos de factores de riesgo, los modificables y los no modificables.  

El consumo de tabaco y de alcohol, la mala alimentación y la inactividad física son los principales factores de riesgo modificables de cáncer en el mundo, y lo son también de otras enfermedades no transmisibles, Cabe resultar que estos factores se caracterizan porque el ser humano tiene la capacidad de prevenirlos o modificarlos. 

Igualmente existen otros factores modificables como los biológicos, en donde las personas con sus hábitos saludables pueden evitar su contagio o desarrollo. Los virus de la hepatitis B y de la hepatitis C y algunos tipos de papilomavirus humanos aumentan el riesgo de contraer cáncer de hígado y cáncer de cuello uterino, respectivamente. Asimismo, la infección por el VIH aumenta considerablemente el riesgo de contraer determinados tipos de cáncer, como el de cuello uterino (fuente: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/cancer). 

Por otra parte, los factores de riesgo no modificables, son aquellos que difícilmente se pueden actuar sobre ellos, no obstante, son modificables y estar alerta ante ellos, como lo son factores genéticos, edad y sexo biológico, color de piel o raza.  

¿Cómo se puede reducir la carga de morbilidad por cáncer? 

Entre el 30 y el 50% de los cánceres se pueden evitar. Para ello, es necesario reducir los factores de riesgo y aplicar estrategias preventivas de base científica. La prevención abarca también la detección precoz de la enfermedad y el tratamiento de los pacientes. Si se detectan a tiempo y se tratan adecuadamente, las posibilidades de recuperación para muchos tipos de cáncer son excelentes.  

Modificación y prevención de los factores de riesgo 

La modificación o la prevención de los principales factores de riesgo pueden reducir de forma significativa la carga de cáncer. Estos factores de riesgo incluyen: 

  • el consumo de tabaco (cigarrillos y tabaco sin humo); 
  • el exceso de peso o la obesidad; 
  • la mala alimentación en la que se ingieren cantidades insuficientes de frutas y hortalizas; 
  • la inactividad física; 
  • el consumo de bebidas alcohólicas; 
  • las infecciones genitales por papilomavirus humanos; 
  • las infecciones por los virus de las hepatitis u otras infecciones oncogénicas; 
  • las radiaciones ionizantes y ultravioleta; 
  • la contaminación del aire de las ciudades; 
  • el humo generado en los hogares por la quema de combustibles sólidos. 
  • El tabaquismo es el factor de riesgo de cáncer más importante y ocasiona aproximadamente el 22% de las muertes por cáncer a nivel mundial 

Estrategias preventivas 

Para prevenir el cáncer se pueden adoptar las siguientes medidas: 

  • evitar en lo posible los factores de riesgo recién mencionados; 
  • vacunarse contra los papilomavirus humanos y contra el virus de la hepatitis B; 
  • controlar los riesgos profesionales; 
  • reducir la exposición a la radiación ultravioleta; 
  • reducir la exposición a la radiación ionizante (por motivos profesionales o durante la realización de pruebas de diagnóstico por la imagen). 

La vacunación contra los papilomavirus humanos y contra el virus de la hepatitis B podría prevenir 1 millón de casos de cáncer cada hoy. 

    Deja Tu Comentario