Decídete a dejar tu relación tóxica con el tabaco

Decídete a dejar tu relación tóxica con el tabaco

Decídete a dejar tu relación tóxica con el tabaco

¡Santander libre de humo de tabaco!

El tabaco acaba cada cuatro segundos con una vida matando así, a la mitad de sus consumidores. Es entonces como más de 8 millones de personas en el mundo mueren anualmente por esta razón, de los cuales, 7 millones son fumadores activos y más de un millón y medio son fumadores pasivos. Colombia, no es la excepción, en el año fallecen 34.800 colombianos por enfermedades asociadas al tabaquismo, es decir, 88 personas por día (Liga Colombiana Contra el Cáncer, 2022).

Es por ello que, la exposición y consumo de tabaco causa una relación tóxica, situación que es alarmante debido a que los adolescentes están comenzando a consumir tabaco desde edades muy tempranas, actualmente la edad promedio de consumo es a los 12 o 13 años (Universidad de los Andes, 2020), tema que día a día se normaliza, lo cual conlleva unos riesgos y efectos negativos en la salud física, mental y social. Aunque muchas personas consideren que el consumo de tabaco no es una enfermedad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) refiere que NO es un hábito ni un estilo de vida, sino que es una enfermedad crónica y que es transmisible debido a la publicidad, los deportes, el marketing y el patrocinio que las industrias tabacaleras invierten en la promoción y distribución de este, llegándolo a categorizar como una pandemia.

En los jóvenes la exposición al humo de tabaco puede afectar el rendimiento escolar de los niños, niñas y adolescentes impactando su capacidad para seguir instrucciones y aumentar la probabilidad de reducir su capacidad cognitiva (Universidad de los Andes, 2020). Por otro lado, el consumo activo de tabaco durante la adolescencia aumenta la probabilidad de desarrollar Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), accidentes y enfermedades cerebrovasculares. Además, el crecimiento pulmonar y su funcionamiento se limita y también el inicio temprano del consumo aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. Así mismo, el tabaquismo se constituye en el factor de riesgo de más de 17 tipos de cánceres, algunos de ellos son: cavidad oral, cavidad nasal y anexos, además de hipofaringe, laringe, esófago, estómago, páncreas, colon y recto, hígado, riñón, uretra, vejiga, cuello del útero, ovario y leucemias. De igual forma, el consumo de tabaco es el principal factor de riesgo de muerte que se puede prevenir y se puede modificar.

Actualmente, otra forma de consumir tabaco y que está de moda es “vapear” mediante los cigarrillos electrónicos, los cuales son dispositivos que calientan una solución liquida para crear vapor, y es inhalado por los usuarios, en su mayoría jóvenes. Su diseño es muy fácil de camuflar pues imita linternas, unidades de memoria, bolígrafos, pipas o cigarrillos puros, además poseen diferentes sabores, lo cual se convierte en una forma llamativa para comenzar a fumar. El cigarrillo electrónico también genera riesgos sobre la salud, aunque refieran que no, este genera adicción, enfermedades cardiopulmonares, infarto agudo de miocardio, intoxicación, riesgo de cáncer, explosión del dispositivo, la probabilidad de fumar cigarrillos convencionales. Que no tenga humo no significa que sea inofensivo.

La invitación es ser parte de una gran red de apoyo para generar conciencia del riesgo que implica el tabaco para la salud de la población, y por ello, si se tiene dicha relación tóxica ¡dejarla! Si no se tiene, nunca hacerla no caer en ella; y si conoce a alguien que la tenga ¡contribuir a la cesación del consumo de tabaco!

Recuerda que cuando se deja de fumar trae los siguientes beneficios para la salud.

  1. A los 20 minutos de dejar de fumar se reduce la tensión arterial y la frecuencia cardiaca elevada.
  2. A las 12 horas, el nivel de monóxido de carbono en el torrente sanguíneo vuelve a la normalidad.
  3. A las 2-12 semanas, mejoran la circulación y la función pulmonar.
  4. A los 1-9 meses se reduce la tos y la disnea.
  5. Después de 10 años de haber dejado de fumar, una persona logra reducir su riesgo de cáncer de pulmón hasta aproximadamente la mitad del que tenía siendo fumador.

 

¡UNETE A UNA GENERACIÓN LIBRE DE TABACO!

Si se desea hacer parte de esta generación en tu comunidad o contexto, comunícate con nosotros y recibirás información.

¡Juntos Transformamos la experiencia del cáncer!