Cáncer de Piel

Cáncer de Piel

Existen varios tipos de cáncer de piel y reciben el nombre de acuerdo a la célula en la que se originan, el melanoma, no melanoma (CPNM) que incluye los dos subtipos de cáncer más comunes, el carcinoma basocelular y el carcinoma escamocelular (INC, 2014, P 22). 

FACTORES DE RIESGO 

  • Exposición a la luz ultravioleta (UV): El principal factor de riesgo de la mayoría de los cánceres de piel es la exposición a los rayos ultravioleta (UV), cuya principal fuente es el sol, aunque existen otras fuentes de esta radiación como las cámaras de bronceo o las cámaras de fototerapia de uso médico. 
  • Color de la piel, cabello y ojos:  Ser un individuo de piel clara conocida como fototipo I y II, es decir, que se quema con mucha facilidad y que prácticamente no tiene la capacidad de broncear, además si tienen efélides (pecas), cabello rubio o pelirrojo y ojos azules o verdes, tienen un riesgo 10 veces mayor de desarrollar cáncer de piel, comparándolos con las personas de raza negra (fototipo IV), dado que tienen mayor cantidad de melanina, que es un pigmento que protege el núcleo de las células; por el contrario, las personas albinas (aún siendo de raza negra) que carecen de este, tienen un alto riesgo de sufrir quemaduras de sol y padecer cáncer de piel. 
  • Antecedentes familiares y personales de cáncer de piel:  El riesgo de padecer melanoma aumenta cuando se tienen uno o varios familiares de primer grado como madre, padre, hermanos o hijos con diagnóstico de melanoma. Este riesgo se potencia cuando se tienen comportamientos frecuentes de exposición al sol, también cuando hay mutaciones genéticas en una familia. 
  • Inmunidad reducida: Las personas con sistema inmunológico débil, ya sea por condiciones patológicas (VIH y Virus del papiloma humano-VPH) o por tratamientos médicos (personas trasplantadas que reciben medicamentos inmunosupresores). 
  • Otros factores menos frecuentes: Existen otras condiciones de muy rara frecuencia de presentación en las personas, que han sido encontradas como factores etiológicos, entre estos están: el uso de alquitrán en algunos cosméticos, la radiación ionizante, la exposición a arsénico, los síndromes genéticos (Gorlin-Goltz, xeroderma pigmentoso, albinismo óculo-cutáneo, síndrome de Bazex, síndrome de Rombo), los hamartomas (hiperplasia folicular basaloide, nevus sebáceo de Jadassohn, nevus basocelular unilateral) 

SEÑALES DE ALERTA 

  • Cambios en el aspecto forma, de alguna parte de la piel de reciente aparición 
  • Cambios asociados a quemaduras solares prolongadas 
  • Cambios en el tamaño, color y forma de los lunares 
  • Manchas oscuras o negras que aparecen recientemente 
  • Herida que no mejora o no cicatriza 

RUTA 

Medidas de protección física  

• Evitar la exposición al sol entre las 9 am y las 4 pm  

• Buscar la sombra al practicar actividades y desplazamiento al aire libre  

• Usar ropa que proteja la piel: sombreros de ala ancha, camisa manga larga, pantalón de bota larga, sombrillas  

• Desestimular entre las personas, el uso de cámaras de bronceo  

Medidas de protección tópica 

• El uso de barreras químicas como el protector solar, más las medidas de protección física  

• Usar protector solar de amplio espectro (UVA-UBV) que tenga un factor de protección solar (FPS) mínimo de 30 

Medidas de salud pública  

 • Se recomienda la realización de campañas educativas con estrategias como talleres educativos, cartillas, educación y publicidad, que transmitan conocimientos tendientes a lograr cambios en las conductas riesgosas para desarrollo de cáncer de piel no melanoma y melanoma, sobre todo en las edades escolares.  

• Se recomienda que las campañas educativas, sean acompañadas de medidas de refuerzo periódicas, de tal manera que se logre la adherencia a las intervenciones preventivas, con mucho énfasis en la edad escolar. 

    Deja Tu Comentario